144,00 €

Cecina de León Contra

Ingredientes: Cecina de vaca, sal y manteca de cerdo.

Ahumado con leña de roble.

Conservar a temperatura ambiente, preferiblemente en un lugar fresco y seco.

Producto acogido al Pliego de Condiciones del Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) “Cecina de León”

Información nutricional (Valor medio por 100 g de producto)

Valor energético: 890 kJ – 212 kcal
Grasas: 6,02 g
de las cuales saturadas 2,70 g
Hidratos de carbono: <1,00 g
de los cuales azúcares <1,00 g
Proteínas: 39,35 g
Sal: 6,25 g

Peso neto: 8 kg (aprox.)

En el carro {{numArticulos}} UDS

Nuestro sabor más auténtico y genuino

Más de 2000 años de historia y su presencia en El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha solamente pueden avalar una realidad: estamos ante una joya gastronómica indiscutible.

En Embutidos Ezequiel preservamos nuestra herencia, dotando de la máxima calidad y de los más delicados matices a nuestra cecina. Resultado de este cuidadoso proceso, lleno de mimo y de respeto por la tradición, este producto está amparado bajo el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida “Cecina de León”.

La materia prima es fundamental en la esencia de nuestra cecina. Seleccionamos siempre carnes adultas de primera categoría. Cada pieza pasa por una fase de salado determinada por nuestros maestros, a la que sigue una delicada etapa de desalado. Así, únicamente la sal necesaria acompañará al embutido.

Ahora bien, obtener la mejor cecina es cuestión de paciencia. Por ello, la andadura de la cecina de Embutidos Ezequiel no acaba aquí. Cada una de las piezas debe asentarse para obtener un sabor uniforme. Más adelante, será sometida a un ahumado tradicional con leña de roble, confiriéndole nuestros característicos aromas y sabores. Y, por último, la pieza deberá madurar en nuestras bodegas. Este es el único camino para que nuestro producto alcance la máxima excelencia.

Recomendaciones

La mejor cecina del mundo, acogida al Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) “Cecina de León”, lo que certifica que nuestro producto cumple con todas las garantías de calidad convirtiéndose así, en un exquisito manjar. Para su corte, es necesario un cuchillo largo, sin dientes y de hoja fina. Se recomienda consumir recién cortada para evitar que se seque. Es aconsejable colocar las lonchas sobre un plato ligeramente caliente para así poder apreciar todos sus atributos aromáticos y gustativos. Para una conservación inmejorable se recomienda mantenerla en lugar fresco y seco.